Es la ley: la ley sobre las epidemias permite al consejo federal cancelar todos los eventos que congreguen a más de 1000 personas y así se ha hecho hasta el 15 de marzo.